Las risas sanadoras del TOC TOC salvadoreño

Por Rosarlin Hernández

TOC TOC, producción de Fundación Poma y Teatro Luis Poma, actualmente en cartelera por 5ª. vez.

En un país donde se vive un estrés post traumático crónico y se estigmatiza a las personas que padecen alguna enfermedad relacionada con la salud mental ¿cuál sería el mejor camino para abordar el tema sin ridiculizar o sin convertirlo en tragedia? La respuesta la tuve el viernes pasado que fui al Teatro Luis Poma a ver la obra TOC TOC, escrita por el francés, Laurent Baffie, adaptada por Julián Quintanilla y puesta en escena en El Salvador por el director Roberto Salomón.

Desde que se apagaron las luces, no paramos de reír: en la sala de espera de un famoso psiquiatra se reunieron seis pacientes con diferentes patologías relacionadas con el Trastorno Obsesivo Compulsivo conocido por sus siglas como (TOC).

La risa nos pone a pensar

Mientras esperan al psiquiatra, que no aparece, el elenco integrado por los actores y actrices, Naara Salomón, Juan Barrera, Dinora Alfaro, Óscar Guardado, Patricia Rodríguez, Fernando Rodríguez y Susana Reyes, intenta lidiar con sus obsesiones, se complementa a partir de sus síndromes y el público no puede parar de reír. Lo interesante de esta comedia, que ha tenido mucho éxito a nivel internacional, es que entre risa y risa nos pone a pensar en uno de los peores TOC que padecemos como sociedad: juzgar con ligereza a los demás y magnificar nuestras existencias como un evento solitario, complejo e indescifrable, cuando en realidad deberíamos estar dispuestos a vivir en colectivo, a escuchar la otra persona y ser capaces de empatizar con sus contextos de vida.

Para ver la obra elegí a como vecina de butaca a mi amiga Gloria Dada, destacada profesional de la Salud Mental, quien me explicó que, en efecto, este tipo de trastornos no son para nada divertidos; sin embargo, ella también la gozó por una pregunta que hace un personaje y que resume el mensaje de la obra: “¿Y si la solución fuera no pensar tanto en uno mismo?”

¿Y si la solución fuera no pensar tanto en uno mismo?

TOC TOC

La “fascinó” el enfoque de la obra: “cada uno pasa por descentrarse de uno mismo y enfocarse en la ayuda hacia los demás, sin juzgar, sin criticar… Sin tomarlo como algo que “me hace a mí”, sino como fruto de sus vivencias y de su mundo interno que no vemos, y como un indicador, no de sus defectos, sino de su necesidad y derecho a recibir ayuda”.

Su explicación coincide con la del director de Teatro Luis Poma, Roberto Salomón, quien subrayóque TOC TOC es una ficción: “No hay que confundir ficción con realidad. Está claro que los trastornos no se curan así. Pero la base de la comedia es precisamente reírse de cosas graves. La comedia es un exorcismo de angustias”.

Como espectadora me deslumbró el localismo impecable de los parlamentos de cada personaje y la sincronía del trabajo de equipo que desarrolló el elenco. A su vez, disfruté ese humor inteligente, que no está basado en una risa tonta, de puro entretenimiento, sino que también provoca reflexión sobre asuntos importantes de la vida cotidiana que, si prestamos atención y tratamos de mejorar, nos convierten en mejores personas.

Ahora comprendo por qué esta obra ha durado tanto tiempo en cartelera en diferentes países y ha sido llevada al cine. Quien la ve una vez, quiere volver a verla. Gracias por tanto talento Roberto Salomón y elenco. Me apunto para verla de nuevo.

Fer Rodríguez, Patricia Rodríguez, Naara Salomón, Roberto Salomón, Juan Barrera, Oscar Guardado, Dinora Alfaro, Susana Reyes.

Buscar por categorías

Categorías

Últimas Entradas

Síguenos en Redes Sociales


Archivo

Archivos
Movie, TV Show, Filmmakers and Film Studio WordPress Theme.

Press Enter / Return to begin your search or hit ESC to close

New membership are not allowed.